Now Reading
Piñatas: Una Tradición de Siglos

Piñatas: Una Tradición de Siglos

Christian Lopez

Desde la Navidad hasta los cumpleaños, las piñatas han sido un elemento fundamental de las celebraciones latinoamericanas. Es una bonita tradición que reúne a amigos y familiares
cercanos, que intentan ‘romper’ una figura de papel maché para llegar a las deliciosas recompensas que se esconden en su interior. Pero ¿de dónde viene esta simple tradición?

Foto cortesía de Sal Flores-Trimble

 

Foto cortesía de Sal Flores-Trimble

Se especula sobre el origen exacto de la piñata, pero lo que se sabe es que las tradiciones como la piñata se practicaban en dos extremos opuestos del mundo. Alrededor del siglo XIV, China era conocida por celebrar el Año Nuevo con una piñata. Empezaban construyendo papel maché con la forma de un animal (normalmente un buey o una vaca), que luego se cubría con papel de colores brillantes para atraer un clima favorable para el cultivo de alimentos en los próximos meses. Luego se rellenaba con varios tipos de semillas que, al abrirse, se quemaban para dar buena suerte. Se teoriza que Marco Polo trajo esta tradición a Europa. Es probable que el nombre de piñata venga de ahí, ya que en España e Italia se empezó a usar una olla de barro, o piñata como se llama, en lugar de papel maché. Luego, la olla de barro se decoraba con cintas de colores brillantes y oropel.

Los viajes de Marco Polo a Asia (1271-95), inmortalizados en sus Viajes de Marco Polo. Marco, su padre y su tío partieron de Venecia en 1271 y llegaron a China en 1275. Los Polos pasaron un total de 17 años en China. | Fuente de la imagen: Enciclopedia Británica

 

Marco Polo, xilografía coloreada sin fecha. | Fuente de la imagen: Enciclopedia Británica

Se dice que los soldados intentaban golpear la olla con sus espadas mientras tenían los ojos vendados. Durante este tiempo, la piñata comenzó a entrelazarse con las prácticas cristianas también, pero más específicamente al observar la Cuaresma. El primer domingo de Cuaresma, también conocido como Domingo de Cuadragésima, comenzaron a hacer lo que se conoce como la Danza de la Piñata.

En esta época, los mayas ya seguían su propia tradición de las piñatas. Para los mayas, el solsticio de invierno era un momento importante ya que significaba el cumpleaños de uno de sus dioses patronos más importantes, Huitzilopochtli. Huitzilopochtli era el dios del sol y era responsable de ahuyentar a sus furiosos hermanos, la luna y las estrellas, según la mitología maya, por lo que era importante rendirle tributo. En parte, se utilizaba una piñata de forma muy similar a la de los europeos, con una olla de barro decorada con plumas brillantes y golpeada con un palo mientras se vendaban los ojos. Una vez abiertos, los caramelos o las frutas de su interior caerían a los pies de Huitzilopochtli. 

Tras el desembarco de los españoles en el siglo XVI, los misioneros cristianos se dieron cuenta de que ambas culturas celebraban una fiesta por las mismas fechas y realizaban un ritual familiar en la piñata. Así, comenzó el empuje de los misioneros para convertir al pueblo maya al cristianismo. En lugar de que los mayas celebraran el cumpleaños de Huitzilopochtli, los misioneros cooptaron la fiesta a la tradición de Las Posadas, que se sigue practicando hoy en día. Estos cambios son evidentes incluso en la piñata.

Foto de Adobe Stock

En realidad, hay muchas raíces religiosas incrustadas en la piñata de estilo clásico. La piñata clásica, que suele consistir en una estrella de colores brillantes con varios pinchos adheridos, pretende representar todos los males a los que se enfrentan los cristianos por culpa del Diablo. Casi todos los aspectos de la celebración tienen un significado religioso: el color brillante muestra la tentación del Diablo, los siete picos representan los siete pecados capitales, la venda ilustra la fe en Dios y el palo demuestra la voluntad de resistir. Los caramelos del final muestran la recompensa del Cielo o de Dios. 

See Also

Sin embargo, cabe señalar que gran parte del significado religioso que se le atribuía a la piñata se ha perdido con el tiempo. En cambio, muchos latinos optan por utilizar la piñata como la herramienta de celebración que siempre ha sido durante cientos de años. Se ha convertido en un elemento fundamental en las fiestas de cumpleaños de los niños y en las celebraciones navideñas. En los años más modernos, la forma de la piñata también ha cambiado con respecto al estilo tradicional, y muchas personas las hacen populares con formas de superhéroes o animales. Se han hecho tan populares que existe un término común en México, Cartonería, que a su vez se refiere a un tipo de trabajo manual con piñatas y otras artesanías de papel maché.

Foto de Adobe Stock

A través de los años, la piñata no se ha quedado sólo en México. Su uso se ha extendido a múltiples ciudades de otros países. Las más destacadas son Sainte-Catherine, en Quebec (Canadá), y Nueva York (Estados Unidos). Estas ciudades tienen dos récords mundiales de piñatas, la primera tiene la mayor exhibición de piñatas del mundo, con un total de más de 1.100 caseras. Nueva York, entretanto, es actualmente la poseedora de la piñata más grande del mundo, hecha con la forma de un M&M naranja sobre una tarta de cumpleaños, con unas dimensiones de 47 pies de alto, 68 pies de largo y 37 pies de ancho. 

Aunque la piñata no sea originaria de México, a lo largo de cientos de años se ha convertido en un elemento básico de la mayoría, si no de todas, las celebraciones latinas.

Piñata navideña / Foto cortesía de Sal Flores-Trimble

Traducido por Kimberly Estrada.

What's Your Reaction?
Excited
1
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

1 × 1 =

© 2022 LB Living. ALL RIGHTS RESERVED.
Scroll To Top
X
X